top of page
BANNER HORIZONTAL.jpg

¿CÓMO ES EL SEXO ENTRE DOS ROLES IGUALES?

Es común encontrarse en situaciones en las que dos hombres gay se sienten atraídos el uno por el otro y hay interés sexual mutuo, pero enfrentan el dilema de ser ambos activos o pasivos. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un obstáculo, ya que existen numerosas alternativas para disfrutar del sexo sin recurrir a la penetración anal. En este tema, exploraremos las posibilidades emocionantes que se presentan cuando dos activos o dos pasivos se involucran sexualmente, destacando la importancia de la creatividad y la apertura mental.

Sexo entre dos activos:

El sexo entre dos hombres activos puede ser increíblemente excitante, incluso si ninguno desea ser penetrado. Explorar el cuerpo del otro, besarse, masturbarse mutuamente, practicar sexo oral, dar masajes eróticos con final feliz o estimular las zonas que más excitan a cada uno, como las axilas, los pezones, los testículos, los pies, el cuello, las orejas o la espalda. En resumen, hay un mundo de posibilidades al alcance de dos hombres activos en su encuentro sexual.


Pelea de espadas y eyaculación:

Un encuentro entre dos hombres activos también puede ser muy divertido y placentero al involucrar una "pelea de espadas" en la que cada uno decide dónde quiere eyacular o sorprender al otro con su elección. Además, existe la posibilidad de que el sexo entre dos activos se vuelva tan excitante que al menos uno de ellos esté dispuesto a explorar el rol versátil por un día y permitirse ser penetrado. Es importante recordar que no hay nada de malo en ser penetrado y que no define la masculinidad o la identidad gay de alguien. Lo más importante es disfrutar y hacer disfrutar, siempre escuchando y siguiendo los deseos del propio cuerpo. Si es la primera vez, se recomienda usar mucho lubricante y pedir al otro activo que vaya despacio. Sentarse encima puede ser una posición que brinde más control sobre la penetración.

Sexo entre dos pasivos:

De manera similar, dos hombres pasivos también pueden disfrutar del sexo gay sin necesidad de recurrir a la penetración anal. La estimulación de la zona anal no siempre requiere un pene erecto. Pueden explorar el cuerpo del otro, besarse en diferentes áreas, lamerse, practicar masturbación en diversas posturas y técnicas, sexo oral, caricias, masajes, etc. Si bien la penetración puede ser placentera para un pasivo, no siempre es necesaria para alcanzar un gran orgasmo satisfactorio.

Estimulación anal sin penetración:

Dos pasivos pueden experimentar todas las prácticas mencionadas anteriormente y, si desean estimulación anal, pueden proporcionársela mutuamente sin necesidad de penetración. Pueden practicar el beso negro, introducirse uno o dos dedos en el ano mientras estimulan el punto G del otro pasivo y pueden usar juguetes sexuales, como dildos individuales o incluso dildos dobles diseñados específicamente para parejas homosexuales pasivas. Estas experiencias pueden ser muy emocionantes y satisfactorias.

La clave para disfrutar del sexo gay entre dos activos o dos pasivos radica en la creatividad, la apertura mental y la exploración mutua de deseos y límites. Enfocarse únicamente en la penetración anal puede limitar las posibilidades y llevar a decepciones. En cambio, es fundamental disfrutar del momento y estar dispuesto a explorar y experimentar nuevas formas de placer y conexión sexual. La diversidad del sexo gay ofrece una amplia gama de experiencias íntimas más allá de la penetración anal, lo que permite a cada individuo descubrir lo que más le satisface y brinda una oportunidad para disfrutar de una conexión emocional y física más profunda. Lo importante es abandonar las expectativas preconcebidas y abrirse a nuevas posibilidades de disfrute y satisfacción sexual.

0 comentarios

Comments


bottom of page