top of page
BANNER HORIZONTAL.jpg

POR QUÉ EL SEXTING LLEGÓ PARA QUEDARSE

Fotografiarse en actitud provocativa, enseñando alguna de nuestras partes sexuales o el envío de mensajes de texto con contenido a una persona de confianza, no es algo nuevo; el sexting lleva en la sociedad desde que aparecieron los mensajes de texto en los teléfonos móviles.



Un simple SMS “picante” ya hacía levantar todas las alarmas de nuestro cuerpo, pero el nivel tecnológico de hoy en día nos permite realmente “practicar sexo” de forma multimedia y sin límites.


Una realidad que empezó a extenderse entre adolescentes gracias a las diversas aplicaciones de mensajería instantánea y efímera tipo Snapchat -que prometen que un mensaje se autodestruye pasado un cierto tiempo- se ha expandido hasta el uso de Whatsapp, Instagram, Telegrama y Twitter, donde la práctica del sexting crece cada día más, incluso en la población adulta.


Esta tendencia también juega un papel importante con las redes sociales de citas online. Ahora es posible conocer a alguien y verlo físicamente sin tener que recurrir a una cita.



Tan solo con ver su perfil y su galería de fotos o videos ya podemos rechazar o seleccionar a los candidatos que nos interesan, un hecho que desvirtúa completamente el método que utilizábamos hasta hace una década en los chats de internet; no conocíamos a la persona físicamente hasta que no decidías quedar con ella en una “cita a ciegas”.


Pero no todo termina aquí; un nuevo estudio realizado por un equipo de expertos ha concluido que la práctica del sexting tiene un lado positivo para los adultos ya que mejora la satisfacción de la pareja a nivel sexual. Además, descubrieron una relación entre los niveles de satisfacción de pareja más altos y la práctica del sexting.



El sexting ofrece ventas pero también inconvenientes, en algunos casos es propenso a cometer infidelidades o adicción a la pornografía. No sabemos exactamente porque recurrimos a este tipo de prácticas, pero si que sabemos que viene relacionado por con la satisfacción sexual y de pareja.


¿Y tú, cuántas fotos o videos sensuales envías a diario? ¡Coméntanos!

0 comentarios

Comentarios


bottom of page